14 mayo 2020




               INFINITA AGONÍA



               Cuando se desvanece la esperanza

               y el alma se convierte en viento

               la soledad se ahonda en el silencio

               entre sendas enmudecidas de añoranza.



               Cuando al abrigo de tu luz pasas,

               yo soy silencio violento

               y el cobijo del dulce aposento

               al que a veces te abrazas.



               Se resbalan las mañanas en tu mirada

               y la oscuridad envuelve el día

               en que acaba la alborada.



               Que cruel y triste es la partida,

               cuando pareciendo añorada

               solo es infinita agonía.


22 abril 2020



                    ALMA FRIA



                    Yo ya he visto antes

                    tu cuerpo desnudo

                    y el gesto altivo

                    de orgullo felino.

                    He visto muchas veces

                    tu corazón tan frío

                    como el placer comprado

                    en noches solitarias.



                    Si yo te confirmara

                    entre susurros mi olvido

                    encontraría tu mirada

                    entre mares de preguntas

                    y el desliz de tu boca

                    en reproches de derrota.



                    Yo he visto intensas marejadas

                    con los brazos cruzados

                    en noches de rutina

                    desertando de fugaces besos

                    y ternuras fingidas.

                    Ahora solo eres

                    como un jarro de alma fría.
                                                                     
                                                                                                                        https://www.flickr.com/photos/enrique_abad/

15 abril 2020


                                                                                                                  Mi Galería Fotográfica

02 abril 2020




               MEMORIA



               Quiebra el viento en la soledad de la tarde

               y llegan pacientes las horas que otras veces

               resultaban huidizas, como clandestinas;

               noctámbulas entre los almanaques del tiempo

               que una vez vivimos.

                                                          Eran tiempos

               desbocados de asombro, de ardores sorpresivos

               que le daban a la vida el espacio de profundo

               esplendor que solo la euforia de los años

               procaces desbarataba toda responsabilidad,

               ese invento feraz que con tanta insistencia

               se precipitaban en nuestras mentes.

                                                          Así duermen

               las huellas de nuestra desnudez, los vestigios

               de antiguas estaciones que llegaron a cultivar

               nuestras íntimas derrotas.

                                                          Quedan los flecos

               de aquellos ecos coincidentes, la inmensa

               devoción de aquel tiempo compartido, signos

               confusos de incierta estabilidad.

                                                          Antiguos sueños

               de un afán contenido en la vieja llama adolescente.

               La larga tortura de estos recuerdos sin retorno.

               La arista incómoda que preside la oscura voluntad

               de la cobarde huida.

                                                                                                Mi galería fotográfica

24 marzo 2020


                    

               
                     SIN SECRETOS



                    Tampoco fue muy distinto

                    el regreso hacia la ficción

                    del mundo que te ha acechado

                    en los límites de tu alma

                    y que sigues cobijando en la memoria.



                   Si estás abrazada a los restos

                   de las huellas de otro tiempo

                   recréate en la soledad

                   a cuya sombra te entregas.





06 marzo 2020




               A LA LUZ DE LA IMPACIENCIA



               Nació el beso a la luz de la impaciencia

               cuando el día aprendió a hacerse noche,

               al compás de dos deseos que se encontraron

               en la lenta gestación de una incertidumbre,

               entre el misterio de sus ojos

               y la barrera diferida de los silencios.



               Era el conjuro de un instante no previsto

               entre sombras con testigos y al son de

               una música que no escuchábamos y

               que se extinguió entre el leve rastro

               de algunas palabras tenuemente

               rendidas al oído.



               Después quedó la fragancia de su

               presencia, entre la distancia que

               había entre ella y la incertidumbre,

               la tregua que el tiempo establece

               para mantener el equilibrio en

               lo que creemos ver o la tenue

               orilla del miedo.


24 febrero 2020



               ME ENAMORARÉ DE TI



               Tus ojos me hablan muchas veces

               y entonces se que queda vehemencia,

               que retienen momentos gozados

               en otras compañías.

               Después viene el temor antiguo,

               la visión de mi mente

               contemplando tu cuerpo

               de otra forma distinta

               a la que nosotros nos amamos.

               La obstinación -¿absurda?-

               de sucumbir en el error de siempre,

               los recuerdos que me obligan

               a verte de forma diferente

               en esos instantes.



               Irremediablemente estoy condenado

               a la tristeza intempestiva

               y al dolor por la persona que más amo

               en la no certeza de las cosas.

               Es el placer inconfesable nunca explicado

               de aquellos instantes

               en que en un silencio aletargado

               llegué a comprender que fuiste feliz

               y donde fui sombra de una noche

               al no conocerme a mi mismo,

               y contemplarte fugazmente

               como a una desconocida,

               como a alguien inconcreta y extraña

               de la que nada se de su vida.



               Yo cierro los ojos y me digo que,

               quizás,

               mañana te conoceré de nuevo

               y sin la atadura de tu pasado,

               me enamoraré de ti,

               intensamente,

               como nunca.


19 febrero 2020



                                 
               RECUERDOS ENTORNADOS



               A veces me sorprendo de no encontrarte

               entre el equilibrio de mis insobornables

               pensamientos en donde te retuve,

               cuando transcienden las ingrávidas vivencias

               halladas en inhóspitos rencores.



               Una oscuridad insomne se resiste ahora

               al discurso inútil de rememorar

               el efímero tiempo de la impostura,

               aquellas incómodas heridas

               precipitadas sobre los sentimientos,

               aquel dogma que erróneamente propuse

               desde el desenfoque de una realidad confusa.



               Todo prometía ser eterno e inabarcable

               cuando de repente, el tiempo nos reveló

               la ingenuidad de nuestra aventura.



               La vida es desde entonces un paisaje efímero,

               un silencio distraído guardado en secreto,

               un recuerdo con los ojos entornados.

05 febrero 2020



               ¿DONDE ESTAS, DIME?



               ¿Dónde estás,

               mujer sin nombre,

               desierta ausencia

               de entre mis sueños?



               ¿Dónde, dime,

               que llevo buscando

               tu presencia

               en mi forzado destierro?



               ¿Y el aroma

               en el que te anuncias

               cuando te siento

               al borde imaginario

               de tu soñado cuerpo?



               Eres una constelación

               de instantes no vividos

               que ha dejado

               una huella indeleble

               habitando mis sentidos,

               la imagen oculta

               que yo he pretendido.



               ¿Dime donde está
               lo que el alma
               al borde de ti
               está sintiendo,
               las infinitas auroras
                      en tu añorado cuerpo?

17 enero 2020




                     EL HORIZONTE DE HOY



                    Tender al aire un rayo de luz

                    y ponerle al corazón una cornisa

                    para la lluvia de arcilla,



                    y ni un solo gesto para con la pena.



                    Me pregunto si entretanto caben

                    residuos de nostalgias, cenizas al fin

                    de versos que no fueron escritos,

                    derrotados por el tiempo.



                    Somos añicos de una cadena

                    frente al espejo de nuestros sueños

                    y la sonora pisada de una sombra

                    hundida entre la hojarasca.



                    Una muralla de espuma levantada

                    para contener vendavales baldíos,

                    el lento avasallar del tiempo

                    que nos lleva hacia el mañana.