23 marzo 2017



        LO SE

        Lo se.
        Se agita el pulso del deseo
        en el mármol inaccesible de tu carne,
        en el eco tormentoso de tu mente,
        en los solitarios crepúsculos vacíos.

        No hay amaneceres de intimidad
        en tu blanca desnudez estremecida,
        ni ocupación de tus espacios
        recorriendo los jardines de tu sexo.

        Nadie probó las fragancias de tus aromas
        ni la tormenta de tus pasiones;
        ni el beso furioso que nunca has dado,
        ni tu dulce amor que sabe amargo.

        No sabrás aquello que ahora ignoras
        porque te evades lentamente en sombras del ocaso,
        condenada a ser sombra de tu sombra,
        a vivir un mundo de silencio en tu cuerpo,
        a conocer un espeso mar de cielos grises.

        Lo se.
        Se agita el pulso del deseo
        en tu cuerpo despojado de caricias…



15 marzo 2017



                            VUELO

                   Quise besarte pronto
                    antes de que terminara
                    la sonrisa de tu cara.
                    Sentí que ibas a volar
                    y que entre vuelo y vuelo
                    sólo quedaría el recuerdo
                    de aquél tiempo,
                    del hombre a cuya orilla
                    te refugiaste para el olvido.
                    Pero los aires no aprendieron  
                    a esperar,
                    a expresar mí beso.
 
                    Y yo no supe guardarlo.

                    Entre el beso perdido
                    y tu vuelo:
                    tu voz.
                    El frío adiós que me diste
                    cuando tu boca
                    solo quería besarme.


22 febrero 2017



                         MARTES

                         Pensábamos que ya era tarde,
                         muy tarde para casi todo cuando,
                         sin esperarlo,
                         brotó el vértigo de los cauces
                         por donde discurríamos sin vernos.

                         Todo fue un deshojarse pleno,
                         un quedarse en la palabra última
                         sin más distancia que encontrarse
                         y tan verdad como las inagotables
                         formas de nuestras manos palpitando.

                         Y el ritmo de los martes nos trajo
                         una nueva forma de vivir soñando,
                         un tropel de formas desmelenadas
                         transportándonos de cielos a abismos,
                         desde el alba hasta el crepúsculo,
                         enamorados de vivir, amándose.


                                                                                                Del poemario En la otra orilla del mundo


16 febrero 2017




          ENTRE OLVIDOS DE TRISTEZA

          Entre olvidos de tristeza,
          en el instante de la noche mas callada,
          siento el vacío de abrazar las sombras
          cuando te persigo sin alcanzarte.

          En remotos estrados cristalinos
          busco el reflejo de tu cuerpo,
          la silueta que desdobla resplandores;
          pero solo hay sombras que huyen
          porque nosotros ya traspasamos la luz.


30 enero 2017


     AMANECE
     
    Hoy el tiempo calla y se detiene diluyéndose sobre la madrugada que amanece en ti. Hoy la vida despliega sus colores como cuando limita la luna en la orilla de tus labios, violados por los duendes de los besos vibrantes de luz y de sonrisa tantas veces entregados.
Hoy se hace sentir la aurora iluminada de embrujos bajo el cielo gris de tus ojos,parpadeando ligeros de esperanza, mientras, amarrado a tu cintura, espero la hermosa imprudencia de tus besos.
Hoy he conocido la melodiosa sombra que duerme apacible en tus pupilas, y el prodigioso momento en que mis ojos, buscando los tuyos, me dicen que me esperas.
Hoy supe que sin ti la vida no sería vida, sino un implacable destierro sin espacio, eterno, mecido de tristezas.
Hoy solo aspiro a perderme en ti, entre abrazos apasionados, abandonándonos a las caricias y al oleaje de la tormenta, mientras el tiempo se ausenta de los abismos en que nos sumergimos.
Hoy me adhiero a ti y te secuestro.